Posted by Anaquitamanchas | Fue hace cinco años cuando me topé por primera vez con una de estas etiquetas. El resumen después de fijarse en ellas con detenimiento es ‘no hay nada que hacer’… Lo cuál puede ser una alegría o un desastre, según los casos. ¿Cómo lavar prendas intratables?

1.- Estudiar ‘el caso’ con detenimiento. Es decir, fijarse bien en el tipo de tejido de la prenda y en la sustancia con la que la hemos ensuciado.

2.- Como solemos aconsejar, emplear los remedios menos agresivos en un primer momento: si puedes, evita mojar la prenda.

3.- En la mayoría de los casos, ni siquiera intentes aplicar productos químicos. Más vale ayudarse de agua limpia si se considera que algo líquido ayudaría en la eliminación de la mancha. Pero hazlo siempre tamponando y con precaución. Recuerda que estropear un tejido es cuestión de segundos… y muchas veces no hay marcha atrás.

La tendencia

Hace poco leí que el tiempo que empleamos en lavar la ropa ha pasado de 11,5 horas a la semana en 1920 a 1,5 en 2014. Junto a esta evolución, vemos cómo se simplifica el uso de las lavadoras, con programas tan inteligentes que anulan la necesidad de que estemos presentes para su buen funcionamiento. Y el colofón -y buena noticia- es que se inventan tejidos cada vez más sofisticados con un acabado antimanchas y antiarrugas… ¿quién da más?

COMO_LAVAR

Recuerda que estropear un tejido es cuestión de segundos… y muchas veces no hay marcha atrás

Camisas antimanchas

Este tipo de tejidos llegaron al mercado hace tiempo… pero no estaban al alcance de cualquier fortuna. Hoy puede empezar a decirse que su precio es un poco más asequible… Desde hace un año, existe una gama de camisas antimanchas, es decir, que repelen las manchas más comunes del día a día: cafés, zumos, salsas o vinos. Sin embargo, la firma Sepiia explica con honradez que este acabado aún tiene sus limitaciones… El antimanchas es menos eficaz en los siguientes casos:

  • Líquidos muy calientes,
  • Líquidos con mucho azúcar, alcohol o aceite,
  • Líquidos derramados a distancias superiores a los 15cm.

Tras varios lavados, el tratamiento perderá eficacia, pero tiene solución: basta con que planches la prenda cada tres o cuatro lavados o uses la secadora. El calor hace que las moléculas vuelvan a alinearse. Siguiendo esas indicaciones la camisa volverá a funcionar como el primer día. Este tratamiento tiene una duración superior a 25 ciclos de lavados (según los test de rendimiento de la empresa Sepiia). Si en algún momento la mancha dejase un rastro, pon la camisa bajo el grifo y con el agua la mancha desaparece.

Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.