Posted by Anaquitamanchas | ¿Quién usa prendas de seda hoy en día? ¿Se lava en casa o la llevamos a la tintorería?  La seda está más presente de lo que nos parece aunque es de todos conocido el prohibitivo precio que corresponde a esta fibra. Hay que saber cuidarla. Su laboriosa y artesanal extracción justifica que nos cueste tanto: de hecho, según los expertos, cada capullo de gusano de seda es desenredado a mano. Después se busca el extremo donde comienza el hilo, lo que requiere de gran destreza manual. Una hebra extendida de un capullo mide cerca de 1.6 km de longitud. Las hebras de varios capullos se enrollan en un carrete y se hilan en una hebra más gruesa para confeccionar telas. Claramente, quien tenga seda, sabe que no se puede tratar de cualquier manera… Publicamos estos consejos sobre cómo le afecta la humedad, si se puede lavar en agua o no y la mejor manera de plancharla sin necesidad de pagar una tintorería:

  • La seda es una fibra brillante y translúcida, esto influye favorablemente en la luminosidad y vivacidad del color. La seda pura o mezclada con otras fibras se utiliza para confeccionar prendas de vestir de calidad, pañuelos, corbatas etc. También se usa para fabricar alfombras, colchas, tejidos de tapicería.
  • La seda es una de las fibras naturales más fuertes, pero pierde hasta el 20% de su fuerza cuando está húmeda. Tiene una buena capacidad de recuperarse de la humedad, de alrededor de un 11%. Su elasticidad va desde moderada a pobre: si se estira más allá de un cierto límite de fuerza, tarda un tiempo en recuperar su forma previa.
  • Los principales “accidentes” en la seda son causados por:
    • El uso de la lejía porque amarillea la seda.
    • La luz solar. La seda es resistente a los agentes biológicos – mohos, insectos-  pero amarillea y pierde rápidamente resistencia cuando se la expone a la acción de la luz solar, sobre todo cuando se trata de seda cargada. La seda cargada se consigue sometiendo la seda a un tratamiento que influye notablemente en su calidad y prestaciones, de manera que aumenta de peso – seda cargada- para compensar la pérdida producida en el desgomado.
    • El sudor: hay que tener mucho cuidado con las manchas producidas por el sudor y lavar la ropa cuanto antes. Si se deja mucho tiempo, se puede deteriorar el tejido.

La seda es una de las fibras naturales más fuertes, pero pierde hasta el 20% de su fuerza cuando está húmeda. Tiene una buena capacidad de recuperarse de la humedad, de alrededor de un 11%. Su elasticidad va desde moderada a pobre: si se estira más allá de un cierto límite de fuerza, tarda un tiempo en recuperar su forma previa

Lavar y secar la seda

  • Para cuidar mejor la ropa de seda se aconseja la limpieza en seco, la seda natural admite perfectamente el lavado en agua con jabones neutros, sin embargo la seda salvaje no es tan consistente a los lavados en agua, pudiendo quebrarse y ablandarse. Si se lava en agua se puede añadir en el aclarado unas gotas de vinagre.
  • Se puede lavar en lavadora con programa de lana (esto es porque tiene que lavarse con acción mecánica débil, poca centrífuga; es muy sensible la seda y se rompe con facilidad). No es necesario utilizar suavizante.
  • Una vez lavada la prenda de seda se envuelve en una toalla y se plancha del revés, húmeda.
  • El problema aparece en el momento de la limpieza de prendas de seda salvaje en seco, que presenten manchas o suciedad que unicamente se elimina en agua, como por ejemplo los vestidos de novia, en que la única forma de limpiar los bajos arrastrados por el suelo es con agua. Para limpiarlo se repasan sólo las partes afectadas -bajos- con un poco de agua y jabón neutro; una vez disuelta la suciedad, la aclaramos bien y dejamos secar. Después se lava en seco, de esta forma obtendremos excelentes resultados.

¿Cómo se plancha la seda?

seda4f
  • Conviene planchar las prendas húmedas, por el revés y con la plancha en posición “seda”. Cuidar de levantar las costuras para que no se marquen por el otro lado. Se recomienda no sobrepasar los 150º.
  • Cada vez es más frecuente encontrar prendas de seda que no son de muy buena calidad, y antes o después acaba “rasgándose” la tela. También hoy en día están muy en uso prendas de mezclas como algodón y seda que recomiendan en la etiqueta lavado en seco. Se pueden lavar en agua, sólo hay que saber que su duración puede no ser muy larga.
Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.