Posted by Anaquitamanchas | Hay cosas que se saben, pero que no llegan a ponerse en práctica… hasta pasado mucho mucho mucho tiempo. La inseguridad, el miedo o la pereza son algunas de las posibles causas de esta imprudente parálisis.
Uno de esos acuerdos comunes que todo el mundo comparte es que lavamos demasiado. Y al decir demasiado, está implícito que no es necesario, ni mucho menos.
Según se recoge en El País Moda, «en 2017, la asociación Fashion Revolution se unió a la empresa de electrodomésticos AEG para realizar un informe al respecto. Se concluyó que el 17% del agua que consume una casa se lo lleva la lavadora, que un cuarto de la huella medioambiental que deja el consumo de prendas tiene que ver con el lavado y que, atención, el 90% de la ropa que lavamos no necesita ser lavada».
no_lavar_anaquitamanchasLavar la ropa cuando no hace falta es como ser el problema a todas las soluciones… o intentar resolver un problema que no existe. Iniciativas como #clevercare están concienciado mucho al respecto con consejos sobre el lavado, secado y planchado al alcance de cualquiera. Porque otro tipo de arenga, quizás menos asequible de momento -aunque mucho más radical- es la de diseñadoras de moda de referencia como Stella McCartney o Chip Bergh que elaboran prendas a partir de tejidos a los que les es ajeno un bien tan básico como el agua: sencillamente porque no necesitan ser lavados.
Y es que antiarruga, antimancha y antiagua van a ser los nuevos adjetivos en el mundo de la moda, que ya no va a poder sacudirse el apellido ‘sostenible’ ni con el tiempo.
Firmas como sepiia, de la que ya hemos hablado anteriormente en Anaquitamanchas, han dado con la fórmula mágica al elaborar un tejido que por su composición hace que la mancha resbale sin penetrar en la prenda.
Pero hay más. En el citado artículo de El País, se habla también de La firma Pangaia, que trata sus prendas con aceite de clorofila que repele las bacterias y mantiene la frescura. Afirman que una de sus camisetas básicas supone un ahorro de 3000 litros de agua frente a otra de la competencia.
Sin caer en la ingenuidad, pues también hay que decir que el calor que cualquiera pasa en verano o cuando hace deporte seguirá teniendo efectos ‘secundarios’ por los siglos de los siglos, no hay que obviar que estos movimientos que están provocando tanto desde la ciencia como desde la industria de la moda, hará temblar antes o después a los fabricantes de lavadoras.
Aún así…. Si hay que lavar, se lava. Y el caso es que en esta línea también hay negocio. Se trata de la startup creada por un compostelano de 26 años que fue víctima temprana del aburrimiento. Aún siendo joven, consiguió bien pronto querer huir del mundo del cuello blanco y corbata para meterse a explorar opciones de negocio en el mundo de la satisfacción de servicios por medio de aplicaciones. MrJeff es el resultado. Se trata de una aplicación por la que se contrata un servicio a domicilio de bajo coste con el que te recogen la ropa en casa para lavarla, secarla y plancharla y te la entregan de nuevo en 24 horas. La app que lava tu ropa
Gestiona tus pedidos cómodamente y pídelos cuando y desde dónde quieras. Estás a un click de la libertad, ¿ya te la has descargado?… Así se anuncian. Contemporáneamente a la tendencia desatada antilavado de ropa… El tiempo dirá quién se abre camino seguro y perdurable en el tiempo.
Recent Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.