Posted by Anaquitamanchas | A principios de este verano llegaron al blog varias preguntas sobre zapatillas. Sobre todo, cómo arreglar los famosos desteñidos, después de lavar a mano las zapatillas. Había algo común en casi todas las preguntas y la explicación es que si se cuelgan para secarse se pueden correr los colores o incluso llegar a desteñir la plantilla interior… Para evitar esto te damos aquí algunos consejos:

Un buen método es el siguiente:

lavarzapatillaslona

  1. Lo primero que tenemos que hacer es quitar los cordones de las zapatillas para lavarlos aparte. Quitar con un cepillo el barro que puedan tener adherido.
  2. Ponerlas debajo del chorro del agua de la pila de lavar y con la mano terminar de quitar el barro de fuera y la suciedad de dentro.
  3. Echarle, por encima, un chorrito de jabón líquido –puede ser el de lavar platos– y, con ayuda de un cepillo de uñas, frotar toda la zapatilla por fuera y por dentro. Insistir donde haya manchas.
  4. Aclarar con abundante agua. Asegurarse de que no queda jabón, porque si queda jabón se notarán unos cercos en toda la zapatilla.
  5. Dejarlas unos minutos escurriendo el agua que puedan tener, dentro de la pila, un poco inclinadas.
  6. Pasados unos minutos, ponerlas a secar –planas– en una superficie lisa; mejor sobre una toalla.

Importante:

  • Si se ponen a secar colgadas, pueden ocurrir percances, porque el agua va escurriendo a través de toda la zapatilla y pueden desteñirse con el color de la plantilla interior y en el caso de que la zapatilla sea de varios colores, se pueden correr los colores.
  • En esta entrada hablamos de zapatillas de lona y del lavado a mano. Por supuesto que este tipo de zapatillas -como muchas de las zapatillas de deporte– se pueden lavar en la lavadora, siempre con un programa para ropa delicada, con agua fría o máximo 30º y poca centrífuga. Hay que tener en cuenta que a algunas zapatillas no les conviene mucho movimiento dentro de la lavadora, por eso hay que intentar lavarlas junto con otra ropa de deporte o incluso con toallas -que eviten movimientos bruscos- que sirvan de “relleno”. Nunca se meten en la secadora si no que se secan al aire y mejor a la sombra.
Recent Posts

Leave a Comment