Este verano descubrí la página de una Asociación Internacional para el Cuidado de las Fibras Textiles. Dejo aquí algunos consejos prácticos de esa página…

CONSEJOS PARA EL LAVADO

Conviene seguir siempre las instrucciones de cuidado textil, de lavado, secado y planchado. Los símbolos muestran la temperatura  máxima de lavado.  El lavado a temperaturas más bajas puede ayudar al medio ambiente al usar menos energía pero puede afectar al rendimiento de limpieza, por ello conviene  tener en cuenta también las instrucciones del detergente. Mantenga la ropa sucia en un lugar bien ventilado y seco (si se deja en ambiente húmedo puede salir moho) y no dejar mucho tiempo sin lavar.  

Antes de lavar:

  1. Clasificar la ropa en función del grado de suciedad, tipo de tratamiento (temperatura de lavado) y el color. Invertir tiempo en esto lleva a evitar consecuencias negativas (por ejemplo desteñidos, que algunas veces no se arreglan). Dividir las prendas en colores claros y oscuros. Dividir también según tejidos: por ejemplo las telas de fibra sintética o tejidos mixtos no deben lavarse con lino (riesgo de formación de bolas).

  2. Tratar las manchas y las prendas muy sucias. Comprobar la solidez del color con antelación por ejemplo si es un rojo fuerte comprobar en un grifo si suelta color. Vaciar los bolsillos. Cerrar los botones y cremalleras. Para prendas delicadas usar  un ciclo de lavado suave, reducir la carga de ropa y elegir centrifugado corto (para evitar el riesgo de arrugas).

Siga las recomendaciones de dosificación del detergente según la dureza del agua en su casa, y el grado de suciedad de la ropa. Siempre se calcula de acuerdo con la prenda más sucia presente en la carga de ropa. Evitar dosificación insuficiente (si se usa muy poco detergente la suciedad puede depositarse en las prendas menos sucias y los blancos pueden llegar a ser de color gris o amarillento y otros colores quedarán más apagados).

CONSEJOS PARA EL BLANQUEO
 

Si no se permite ninguna decoloración, use sólo detergentes sin blanqueador.

CONSEJOS PARA EL SECADO

Cuanto más centrifugada está la ropa se necesita menos tiempo de secado, pero hay que tener en cuenta que el giro de la lavadora – centrífuga – puede producir más arrugas.

Separar las prendas teniendo en cuenta el tiempo de secado. El Algodón y los tejidos sintéticos por ejemplo, tienen un tiempo de secado muy diferente. 

Algunos tejidos es mejor no secarlos:  por ejemplo géneros de punto de algodón se pueden encoger, las prendas de lana porque se pueden apelmazar y a la seda puede hacerle daño el calor.

No sobrecargue la secadora, porque puede provocar un secado irregular y excesivas arrugas. Retirar las prendas de la secadora tan pronto se detenga y cuelguélas o dóblelas para evitar pliegues.

Limpiar el filtro de pelusa después de cada uso de la secadora.

Para ahorrar secadora se pueden usar  toallas para secar el exceso de humedad de suéteres, medias, ropa interior delicada en una superficie plana.

CONSEJOS PARA EL PLANCHADO

La temperatura máxima de plancha se debe seleccionar sólo si lo indica la etiqueta.

Algunas prendas no hay que plancharlas si se han colgado inmediatamente después de lavarse y se estiran con las manos, mientras  están húmedas o si se secan en posición horizontal.

El suavizante puede ser útil para que los tejidos queden más suaves, facilita el planchado y proporciona a la ropa una fragancia agradable.

 

Recommended Posts

Leave a Comment

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.