Posted by Anaquitamanchas | Como todos sabemos hay algunas manchas que son muy difíciles de quitar. A veces pensamos que la mejor solución es la lejía… Pero usar lejía presenta algunos inconvenientes y hay que saber cuándo y cómo usarla.  Cada tipo de mancha tiene un origen y según ese origen, utilizamos un quitamanchas u otro. Así que, en la correcta selección está el éxito o el fracaso del desmanchado…

Manchas de aceite, de café, chocolate o las llamadas proteínicas como por ejemplo las manchas de sangre, son los típicos casos en los que conviene utilizar detergentes con oxígeno activo para eliminarlas. Los detergentes que contienen oxígeno activo – o también conocido como percarbonato de sodio, un compuesto de cristales de carbonato de sodio natural y peróxido de hidrógeno- además de eliminar partículas y microorganismos indeseados, aumentan el brillo y la pureza de la ropa: potencian el blanco. De hecho, son muy eficaces para mantener la blancura y arreglar los desteñidos. Pueden formar parte de los detergentes o utilizarse como blanqueador y quitamanchas de las manchas antes mencionadas; cuando el polvo entra en contacto con el agua, se produce una reacción química en la cual se liberan burbujas de oxígeno. Pero como en todo, si abusamos de los mismos, desintegran el tejido.

Los detergentes que contienen oxígeno activo – o también conocido como percarbonato de sodio– además de eliminar partículas y microorganismos indeseados, aumentan el brillo y la pureza de la ropa: potencian el blanco

Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.