sangre-manchas-soluciones

Para limpiar las manchas de sangre de una te­la, se cubren con una pasta de maicena y agua. Después se frota lige­ramente y se po­­ne la prenda al sol hasta que la pasta se ha­­ya secado. En­tonces se lava, frotando bien la parte de la mancha. Si ésta no de­sapa­­rece completamente, se repite la ope­ración.

Otra forma de quitar las manchas de san­gre es lavarlas inmediatamente con agua fría, nunca con agua caliente, frotando bien. Si aún así la mancha se resiste, pásale un algodón mojado en agua oxigenada. No quedará ni ras­tro de la mancha.

En la tapicería: 

Lo más importante es no dejar pasar tiempo porque si la mancha se seca será muy difícil que salga. Hay que usar un cubo con agua fría y un poco de amoníaco (por ejemplo 450 ml de agua y 50 ml de amoníaco) y frotar la mancha tamponando -es decir, dando golpes- hasta que poco a poco se vaya diluyendo la mancha, con mucha paciencia. Después, secar con una toalla blanca y si hiciera, falta con un secador.

Todo depende del tamaño de la mancha pero, como en general a las tapicerías no les conviene el agua, no hay que mojar demasiado…

foto_volver_catalogo_anaquitamanchas

Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.