Posted by María González-Cela| Esta entrada es para la mitad del mundo… la otra mitad, puede aplicársela en noviembre. Aquí en Europa, con el verano en el punto de mira, hay algunas tareas que -bien llevadas-, resulta que te apañan estos meses tan de ‘estar por casa’. Son pocas y concretas, pero hay que saber cuáles. Con esta entrada, salimos al paso. Como algunas cosas no las volveremos a usar durante un tiempo, es bueno saber cómo se lavan y guardan de la mejor manera. Necesitamos, como dice una amiga mia, “darle una vuelta a la casa”. Hay limpiezas muy necesarias en esta altura y que las hacemos ahora aprovechando que son cosas que vamos a guardar hasta que llegue de nuevo el frío.

Si queremos podemos aprovechar para hacer un repaso de lo que está estropeado, roto o ya no usamos para: arreglarlo, tirarlo o darlo, por eso es bueno llevar a mano varias bolsas e ir seleccionando

MANTAS

En mi casa lo que estoy haciendo estos dias aprovechando el buen tiempo, es comenzar por lavar las mantas,  las lavo en la lavadora y las guardo en un armario; si las mantas son de lana, las puedes lavar en programa de lana. Los edredones, es preferible mandarlos a la tintorería, porque aunque los lavemos en casa un día de sol no se secan bien y acaban oliendo a humedad. También se pueden lavar en la lavadora a 30º, con detergente para ropa delicada y un poco de suavizante. Después podemos guardarlos en unas bolsas especiales que hay para guardar este tipo de cosas al vacío, de esta manera nos ocuparán menos espacio.

Antes de guardar las mantas, se pueden aspirar dentro de una bolsa grande; se hace durante unos minutos hasta que ya no quede aire dentro, se sujeta con una mano el tubo de la aspiradora dentro de la bolsa. Así se elimina el polvo que tengan y se pueden guardar, cuando no se usen, dentro de esa misma bolsa. Esta puede ser una buena solución para hacer cada año, en cambio -y siempre en el caso de que se puedan lavar- se podrían lavar cada tres años por ejemplo.

ALFOMBRAS

Las alfombras las aspiramos bien y les pasamos un trapo humedecido con agua y amoníaco, las dejamos secar y las enrollamos para guardarlas. Las cortinas, depende si se puedan lavar en casa o llevarlas a la tintorería, normalmente se pueden lavar en la lavadora, después las podemos volver a colgar de nuevo aunque estén húmedas. También es buen momento para dar la vuelta a los colchones.

ARMARIOS

Aprovechando el cambio de ropa en los armarios, se pueden limpiar a fondo por dentro y por fuera para así colocar la ropa de la siguiente temporada. Las repisas, librerías, y diversos muebles que tengamos con libros, etc. tendremos que vaciarlos para limpiar bien el polvo acumulado.

Recent Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.