Posted by Anaquitamanchas| No todo el mundo cuenta en su casa con una secadora, porque para secar la ropa hay otras opciones a veces más económicas, sin embargo su uso tiene muchas ventajas, entre otras que la ropa se seca antes y se forman menos arrugas. Pero hay que saber que la secadora consume mucho, es el electrodoméstico que más consume, después del frigorífico.

lavadora-y-secadoraSegún un artículo publicado en ocu.org, se puede reducir el gasto que supone el uso de la secadora, si se tienen en cuenta estos 7 consejos:

  1. Usa la secadora de manera inteligente: con ella se ahorra tiempo y esfuerzo, porque no hay que tender la ropa, esperar a que se seque, recogerla etc… pero si hace buen tiempo y tienes espacio para colgar o extender la ropa, ahorras más si la secas al aire. La ropa de color – si la secas fuera- es mejor secarla a la sombra, porque el sol desgasta el color… y este desgaste del color a causa del sol no tiene arreglo.
  2. Opta por un aparato eficiente. La eficiencia energética es un criterio básico para la elección de la secadora, entre la que más consume y la que menos hay una diferencia de casi 3 kWh por programa.
  3. Si tienes una tarifa eléctrica con discriminación horaria, en la medida de lo posible intenta utilizar la secadora en el momento en el que la electricidad sea más barata. La discriminación horaria es una modalidad de tarifa eléctrica, donde se establece un precio para el kilovatio hora (kWh) más barato durante la noche y el doble de caro para las horas del día
  4. Centrifuga la ropa. Usa el programa de centrifugado de la lavadora y evitarás que la ropa que vaya a la secadora esté demasiado húmeda, la ropa se secará antes y ahorrarás energía. Hace poco descubrí que centrifugar la ropa, además de dejarla con menos humedad, evita los desteñidos. Algunas veces lavamos la ropa a mano y la colgamos -sin escurrir- y no sería la primera vez que de esta manera se corren los colores. Al centrifugar la ropa evitamos este tipo de accidentes, porque se elimina la humedad de manera uniforme…
  5. Aprovechar al máximo la capacidad de la secadora es lo mejor para consumir menos. Los expertos recomiendan dejar libre un 20% del tambor de la secadora. Si necesitas poner mucha carga de ropa, es recomendable ponerla dos veces seguidas, de esta manera puedes aprovechar el calor del primer secado.
  6. Si eliges el programa adecuado te ayudará a consumir menos: si hay programa “ECO” recurre a él, y si vas a planchar después elige el de “seco para planchar” así la ropa sale con un punto de humedad y esto facilita el planchado.
  7. Haz regularmente el mantenimiento de la secadora. De vez en cuando revisa el filtro de la secadora y elimina las pelusas, porque si no lo haces la corriente de aire no funciona correctamente y el aparato no funcionará a su máxima potencia. Hoy en día muchas secadoras cuentan con un condensador autolimpiante que te evitará la tarea de limpiar el filtro.
Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.