Posted by Anaquitamanchas| Cuando nos referimos a la ropa del bebé hablamos de toda la ropa que esté en contacto con el bebé: es decir, que la mayoría de las veces se trata de las temidas manchas orgánicas: las más difíciles de eliminar. Pero, además, hablamos de ropa de cama, toallas y otros elementos como gasas, baberos o -incluso- peluches.

1. Deja la ropa en remojo

Lo sabe todo el mundo: la ropa del bebé se mancha con frecuencia de comida, vómitos etc… Lo primero que hay que hacer es poner la ropa bajo el grifo -con agua fría- y dejar correr el agua de manera que se elimine todo lo que se pueda. Después vale la pena poner la prenda en remojo con un poco de jabón para eliminar la suciedad más importante.

2. Hasta los 6 meses, lávala aparte

Durante los primeros seis meses, se aconseja lavar la ropa del bebé separada de la ropa del resto de personas de la casa. En letsfamily.es, aconsejan lavar aparte  no solo los bodies, camisetas, pantalones y pijamas, sino también a la ropa de cama, la del carrito o las prendas de abrigo.

3. Aclara la ropa muy bien

Cuando se laven las prendas a mano hay que aclararla muy bien, para evitar que queden restos de jabón o detergente. Conviene lavar a mano la ropa de lana, de seda, de organza y la que tenga bordados, puntillas o encajes. Si utilizas la lavadora, es mejor utilizar un programa que incluya doble aclarado, para evitar restos de detergente en la ropa.

4. Usa un jabón neutro

Se aconseja usar un jabón neutro especial para prendas delicadas o específico para bebés. A partir de más o menos los seis meses se pueden introducir otros detergentes. Es mejor no usar suavizantes y aditivos.
La principal ventaja de los jabones neutros es la de tener una fórmula neutra con un ph cercano al de la piel (entre 5 y 7).

Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.